DEPORTISTA

DEPORTISTA:

Es el que no solamente ha fortalecido sus músculos
o desarrollado su resistencia mediante la práctica de algún deporte,
sino que con esa práctica,
ha aprendido a reprimir la cólera,
a ser tolerante con sus compañeros,
a no aprovecharse vilmente de una ventaja,
a sentir intimamente como deshonor la mera sospecha de una trampa
y a soportar con la cabeza alta
y con alegría el desencanto de un revés.

Punch 1850



jueves, 24 de septiembre de 2015

LA CATEDRAL DE LA MONTAÑA (1)

     





     Lois es un pequeño pueblo de la montaña leonesa. Podría ser uno más. Sin embargo, lo que le diferencia del resto es su iglesia parroquial. La conocida como "Catedral de la Montaña".
    Ver esa majestuosa iglesia situada en medio de un conjunto de casas, rodeada de huertos, campos donde pasta el ganado y por supuesto unas de las más bellas montañas. Es, cuanto menos impactante.
    No voy a soltar el rollo sobre su estilo ni quien la construyó. Para eso ya esta "San Google".



             Después de conocer la iglesia cogimos las mochilas y nos dirigimos hacia nuestro objetivo.                  El pico Castaño (1861m).






   Abandonamos el pueblo siguiendo el trazado del GR1. (Ampurias - Finisterre),



   Pronto abandonamos la pista para comenzar a ascender cruzando hayedos y camperas donde el ganado pasta plácidamente.




   Allá abajo queda Lois.




    Van pasando las horas y nuestro objetivo está cada vez más cerca.



    Ya lo tenemos ahí. Ahora las ganas ya pueden más que la pendiente. De tal manera que nos proponemos ascender las tres cimas que tenemos a nuestro alcance. Una pequeña cota (que no averiguamos su nombre), el Castaño y por último Los Cantos.




              Vemos un singular artilugio.


    Foto cumbrera.



   Y una panorámica.




                   Las nubes amenazaban tormenta, así que había que darse prisa. Una pequeña trepada nos separaba de la cumbre de Los Cantos.



   Un último vistazo al Castaño antes de bajar para Lois. Los truenos retumbaban a lo lejos y no era plan de que nos pillase la tormenta.




 





 











Reloj de sol.



            Y para finalizar un gran día, casi por casualidad vimos estas "figuras" realizadas sin ningún tipo de pegamento pero con mucha paciencia. Para mí representan la belleza de lo laborioso y efímero, pues con la primera subida de caudal, desaparecerán.













                   
                       Esto es todo por hoy.